¿Nos jugamos una mamada, abuela?